jueves, 17 de diciembre de 2009

Verano


Hay ciertos silencios que no tiene mucho sentido explicar.
Posteo después de bastante tiempo y por primera vez algo que no es mío.
Pero el año termina y se viene enero. Enero habilita ciertas
conductas que durante el resto del año uno no se permite.

"Enero es el mes en que la ciudad se toma vacaciones de habitantes, y se descubre
vacía a horas impensadas. Enero es el falso comienzo, la señal de largada que no acatamos, porque todo lo posponemos para marzo. Es el mes libre de obligaciones, porque no queda nadie que reclame nada. Es el momento en que se cierran los libros que han de leerse por obligación, y se abren sin culpa los Stephen King o Agatha Christie. Es el mes en el que descubrimos libros olvidados por otros en casas alquiladas y en hoteles, mientras dejamos nuestros propios libros olvidados. Es el mes en que el teléfono se vuelve tímido, y en cambio se dejan oir, extrovertidos, mosquitos y ventiladores. Es el mes en que tomamos valor y nos metemos debajo de la ola, para proclamar después, tiritantes y azules, "El agua está caliente". Es enero y tenemos permitidas todas las mentiras, porque en enero también la verdad se toma vacaciones."( Pablo de Santis)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

en que libro de pablito està amigo????

muy bueno eh

excelente

hasta parece escrito por una minita

juancho, quien mas, je

Faras dijo...

La que no se va a tomar vacaciones en Enero es esta.

Sofía Libertad dijo...

Que presentación prfética la del post...Las lisencias...en fin...
estoy preocupada por marzo!!!

ese de arriba es tu primo!!
y el de arriba Juan?

te quiero mucho

Sofff