domingo, 1 de agosto de 2010

Final de Juego

" _ ¿Pero es verdad todo esto?
_ Algunas cosas, muchas no, la mayoría no.
_ Ah bueno. Igual a la larga la verdad no importa"



Muchos dicen que el año empieza después de Semana Santa. No estoy tan seguro de eso pero es obvio que arrancó cuando ves al rasta que atendía el hostel de Yavi corriendo un bondi por Paseo Colón y puteando porque no llegó.
Terminó el Campeonato del Mundo para Argentina. Es difícil escribir sobre los finales. Cuando quedás afuera de un mundial sólo se puede hablar de sensaciones. Tendría que estar prohibido opinar de lo que pasó hasta que tres semanas después.
La frase ” la vida sigue” fue pronunciada cada vez más fuerte a medida que Alemania nos encajaba otra pepa, honestamente esa afirmación no me genera ni empatía ni ira: es como la mierda misma. Por suerte teníamos fecha del torneo de fútbol esa misma tarde. Podíamos descargar: íbamos a jugarnos la vida. Pero nos olvidamos que no enfrentábamos a un combinado teutón relajado, sino a unos pibitos de José C Paz que parecían mucho más molestos por la eliminación de Argentina que nosotros. Nos pegaron un pesto tremendo. Dos derrotas en un día. Lo miré a Nico, el que juega de 3, para ir a comprar una Gatorade sabiendo que no había chance. Cuando arrancó el año juramos que sólo teníamos derecho a tomarla si se gana o empata. Agarré el bidón de agua tibia que da la organización, tomé varios sorbos largos y se lo pasé a él.
Después del partido estuve en lo de mi ex novia le devolví unos apuntes, nos dimos unos besos y tomamos mate. Hace rato que estamos en esa dinámica. Quizás debería profundizar, volver a ponerme de novio con una judía medio progre como ella, empezar a acostarme los viernes a las once y media, fumar menos porro y ayudar con la tarea a sus hermanos que van al secundario. En un momento llegaron los papás y me fui a casa.
Esa noche me quedé sólo viendo Casablanca y toqué fondo. Había subestimado el impacto de la eliminación de Argentina, el devenir de la película me encontró desprotegido e hizo conmigo lo que quiso. Y ahí nomás tuve la recaída. Le mandé un mail a“ ella”. Quizás influyó todas las veces que había leído referencias a Casablanca: “que Humphrey Bogart tal cosa, que Ingrid Bergman representa no se qué imaginario de esto otro” No podía dejar yo de escribir algo. Aparte la peli me emocionó bastante. Y Argentina se había quedado sin mundial, no nos olvidemos de eso.
El mail era pésimo lo admito. Pero como fue en caliente, cinco minutos después de ver la peli no pude darme cuenta: “ Todo bien. Pero recién vi Casablanca ” decía. Minimalista. Pero pésimo igual.
A las 24 horas se me activó esta gripe furibunda. Por un momento creí que fue un castigo por haber escrito algo tan pelotudo, pero cuando me enteré que Nico también estaba así me di cuenta que había sido el puto bidón de la organización del torneo. No quieren que ascendamos a la “D”, siempre lo supe.
A partir de entonces, tuve entre 39 y 40 grados durante cuatro días seguidos. Revuelto de huesos en mi cama, olor a enfermo, el termómetro que es importado de República Checa y la novedad de que quiero que mi mamá se quede en casa la mayor cantidad de tiempo posible. Recién ahora, quinto día, tengo 37 y medio y puedo escribir esto. Esta semana hice un master en relativismos: quedar afuera del mundial no es tan grave y tener 37 y medio es sentirse bien. Después de los 39 grados me siento tan libre como un negro después de abolida la esclavitud. Puedo escribir, ver películas e incluso hacerme tostadas con manteca y sal. Es fija que tengo la porcina pero el médico dice que “podría ser eventualmente pero que no cambia en nada”. Debe tener miedo que se genere caos social si hay un caso de gripe A en Belgrano. Todavía me atiendo con el pediatra de cuando era chico. Un pelado de lo más buena onda, me acuerdo cuando de nene me causaba gracia verle el cuero cabelludo cuando se agachaba para colocarme el estetoscopio. Desde que me estoy quedando pelado yo también, siento que el tipo se esfuerza más
Me siento un poco mejor, pero es como si hubiera pasado un quincena en un tiempo compartido en Treblinka. En la página del Ministerio de Salud dice que la gripe A también se la conoce como gripe “quiebrahuesos”. Como si fuera una “fataliti” del Mortal Kombat. Mañana va a ser el séptimo día sin salir de casa pero hay virus más largos. Por ejemplo, la conjuntitivitis viral parece que te deja KO veinte días.
Adorno se pregunta cómo es hacer filosofía después de Auschwitz,y yo no sé como será el año después de haber tenido la porcina. Pero tengo un certeza: cuando quedemos afuera de Brasil 2014, a la noche me alquilo E.T.

1 comentario:

Faras dijo...

A mi también me desilucionó, y eso que el fulbo no me apasiona. Por suerte esa noche estuve con una mina que creí que no me iba a dar más bola y fué como una revancha.
Pero me queda el karma de presentarme como argentino y que me hablen de cómo nos goleó alemania, vamos a ver qué pasa la semana que viene cuando vaya a ese país.
Voy a tratar de no criticar ni valorar tu blog para no quedar pegado a la categoría de librepensador y el resto de las adjetivaciones que te mandaste.

Zoabra!